#SIEMPREFUERTES. Balonmano solidario.

El II MEMORIAL #SIEMPREFUERTES consiguió su objetivo: movilizar a las chicas y chicos del balonmano madrileño con un fin solidario.
Gracias a la participación de los clubes madrileños, a sus jugadores, familiares y amigos, la calurosa jornada del 23 de junio ha vuelto a demostrar que el noble deporte del balonmano sabe de valores y de compromiso con aquellos que lo necesitan.
Durante casi 14 horas las instalaciones del Colegio Sagrado Corazón (Corazonistas) se llenaron de deportistas que disputaron una centena de partidos. Calor y sonrisas se mezclaban con los silbatos de los árbitros voluntarios que se ofrecieron, a través de la Federación Madrileña de Balonmano, a compartir el día con nosotros. Y entre partido y partido, un reconfortante refresco y alguna tapita para recuperar fuerzas… O aprovechar la ocasión para cortarse el pelo pensando en aquellos a los que les harás sonreír dándoles un nuevo look.

Pasarse por el stand de la Federación Española de Balonmano a ver el trofeo de Campeonato de Europa merecidamente conseguido, las jugadas que los pusieron a ese nivel o hacerse una foto formando parte de aquel momento, fue un gran recuerdo para toda la chiquillería que desfiló por la exposición.
La parrilla, esas paellas, bocadillos, tortillas, empanadas, hamburguesas, perritos… Horas y horas de nuestros voluntarios de cocina y bar que permitieron que todos pudieran compensar las calorías perdidas durante los partidos.
Ejemplar la aportación de los fisioterapeutas (algunos actuando de fisio durante unas horas para luego pasar a ser árbitros o jugadores en los últimos partidos de la jornada) que dieron un buen repaso, durante 10 horas, a todos aquellos que desfilaron por sus camillas buscando una reconfortante recuperación.
Más de 20 mechones solidarios fueron aportados por todas aquellas chicas que optaron por ser parte activa en la lucha contra el cáncer. Y también sumamos a todos los que desfilaron para hacerse un corte de pelo solidario refrescándose la cabeza por un buen motivo.
Y entre partidos de balonmano también tuvimos ocasión de recordar los juegos de toda la vida (¡ay, esos partidos de chapas…!), que nos trajeron a la mente, a muchos, otros tiempos en los que fuimos niños…
La tienda, la tómbola, la rifa… muchas ocasiones para llevarse un recuerdo adicional de esta gran jornada de deporte solidario. ¡Ah! y nuestro animador de la jornada, que mantuvo informada y entretenida a toda la gente que desfiló por Corazonistas durante el día.

Más de 100 voluntarios dedicaron horas de este fin de semana para hacer que #SIEMPREFUERTES fuera algo para recordar. Desde los que se encargaron semanas atrás de recoger las aportaciones de nuestros más de 30 colaboradores, los que estuvieron en el montaje y desmontaje del viernes y domingo, los del área de información, el control del sonido, los asistentes en las pistas, los del bar y la parrilla, los de la tienda y “pequeños agentes comerciales” que recorrían todo el patio acercando y facilitando un acto solidario a los que disfrutábamos de esta fiesta balonmanera. Toda esta multitud cedió su ajustado tiempo para ayudar en una buena causa: trabajar para que los niños con cáncer nunca pierdan la sonrisa.

No quiero concluir esta pequeña crónica sin dejar de agradecer todo el trabajo que, esta vez con un poco más de tiempo, ha sido realizado por los que han organizado y “pensado” este torneo solidario. Un gran equipo, construyendo y aportando aquello que estaba en su mano. Ajustando al máximo sus horarios para poder sacar algún momento e intentar tener todo controlado; haciendo de los imprevistos un nuevo reto y aprendiendo de cada obstáculo para evitarlo en futuras ocasiones. Ilusión, cariño, esfuerzo… la herencia de nuestro querido Javi ha vuelto a estar presente en este #SIEMPREFUERTES.

Queríamos hacer algo que concluyera la temporada madrileña con los valores de nuestro deporte: nobleza, esfuerzo e ilusión. #SIEMPREFUERTES permitirá que algunos niños puedan seguir sonriendo y mantengan la esperanza. A nosotros, el orgullo de seguir aportando nuestro grano de arena y hacer que nuestros chicos y chicas de Coras entiendan que el deporte no es sólo bueno para mantener una vida sana, sino que con iniciativas como ésta también se consiguen ganar partidos en otras pistas más complicadas…

Gracias a todos los que habéis sido partícipes de este II MEMORIAL #SIEMPREFUERTES: muchas cosas pequeñas son capaces de hacer algo grande.

¡Nos vemos en el siguiente!
#SIEMPREFUERTES

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.